La música que es de nuestro agrado tiene un efecto directo en nuestro estado emocional y físico. Tal vez esto pueda sonar raro, pero está comprobado que es así de cierto. A continuación te contamos algunos efectos que pueden causar la música. A nuestra mente le gusta participar en la estructura y organización de una buena obra musical. Esta es una de las razones por la que uno se siente fortalecido después de haber escuchado alguna música que nos guste.

La música se relaciona con algunos recuerdos que nos pueden traer una linda sensación de alegría. Escuchar música ayuda a mejorar la concentración y estimula la memoria a largo plazo. Desde el comienzo de los tiempos, el ser humano ha utilizado la música como forma de comunicación para integrar en grupos y realizar ciertos rituales o ceremonias. Hay una manera en nuestro ADN se relaciona de alguna manera con la música y esto ayuda a nuestro favor. Las formas conocidas de ritmo y tempo pueden provocar que uno se mueva involuntariamente siguiendo esas sintonías, dando lugar a la danza.

De esta forma se considera a la música una buena manera de hacer terapia, sin que provoque ningún tipo de daño. Todo lo contrario, solamente beneficios se pueden encontrar.

Canciones curativas

Uno de los temas que te recomendamos es el de Elvis Presley, Promised Land. Te garantizamos que después de escucharlo usted se sentirá con más vigor. No hay ningún truco, usted se siente con cansancio, escucha este tema y luego encuentra energías dentro de usted.

Lo que las personas necesitan es tener una colección de música que más le guste, donde la selecciona cuidadosamente, y que ayuden con nuestro bienestar. Esta música no es para reemplazar a la que ya escucha, sino para sumar y ser un complemento. Una vez que haya armado la lista de música que le ayude con su estado de ánimo, puede ir con el tiempo añadiendo o quitando canciones según su estado de ánimo como lo modifican.

Puede sumergirse en el mundo de la música y conocer nuevos estilos musicales. Usted puede experimentar e ir viendo cuales son las canciones que le generan buenas emociones o lo pueden llevar a poner triste. Lo mejor es que elija las que lo suben de ánimo y le ayuden a estar mejor con usted mismo y con el resto de las personas. Haga la prueba de empezar el día escuchando algo que le de entusiasmo y lo haga sentir más vivo que nunca.

El poder de la música para sanar
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *